martes, 18 de mayo de 2010

Homenaje a los Niños de Terezin (II)




Peter Ginz 

"El Dibujo que no quiso volver a la Tierra"



Fue principalmente "artista", es decir; poeta, escritor, dibujante, editor y pintor. Fue director de la revista clandestina "Vedem", y nos dejó un legado de 120 dibujos que permanecieron ocultos durante la guerra en Theresienstadt. A su término un amigo superviviente los entregó a los padres de Peter.


Admirador de Julio Verne, su dibujo "Paisaje Lunar" conmocionó al mundo, siendo mitificado hasta en sellos de correos.






Pasó sus largos días hambriento y mal vestido en el Ghetto de Terezin. pintando, creando, soñando con la libertad. Sus dibujos fueron donados al museo de la Shoá en Yad Vashem.


Allí se han mantenido los dibujos expuestos al público hasta que por una increíble casualidad (esa es otra historia...) el astronauta Illán Ramón, sorprendidos al verlos, decidió cruzar el espacio con ellos.


Y Según palabras de Ramón; "Siento que mi viaje al espacio cumplirá el sueño de Peter Ginz. ensueño que es la prueba última de la grandeza del alma de un niño aprisionado dentro de los muros del Ghetto, muros que no pudieron ahogar su espíritu. Los dibujos de Peter son el testimonio del espíritu"



        



El transbordador Columbia cruzó el espacio y en su viaje de regreso, cuando tan solo faltaban 16 minutos para aterrizar en Florida; sobre las nueve de la mañana del 1 de Febrero de 2003 y al tomar contacto con la atmósfera, la nave se desintegró. A la terrible catástrofe se unió paralelamente el descubrimiento del mundo con la tragedia del joven Peter Ginz.






Y otra vez la casualidad... fue noticia en el mundo Peter Ginz pues acababa de ser descubierto su diario.


Su diario salió a la luz en 2003, cuando Jiri Ruzicka en su casa del barrio Mondrany de Praga vio en televisión el anuncio de la tragedia del Columbia. Vio el dibujo de Peter, el dibujo que se perdió en el accidente y que portaba el astronauta Illán. Inmediatamente el dibujo le recordó a otros que guardaba en una caja en el desván. Efectivamente tras aquella premoción se escondían los diarios de Peter Ginz, un testimonio desgarrador del exterminio metódico practicado por los nazis, escrito desde la visión ingenua de un niño.


la única superviviente; su hermana Cheva Pressburger, residente en Israel, reconoció la letra "Y recordé incluso los acontecimientos que en ellos se describían"


De la creación de Peter en Terezin se conserva una ínfima parte. Pintó más de 120 obras; fundó y dirigió la revista "Vedem", un semanario creado por el grupo de jóvenes del edificio número 1 del sector L417 del campo. Escribió infinidad de poemas y algunas novelas. Dicen que se convirtió en un joven serio y reflexivo.

Su hermana Eva llegó a Terezin dos años más tarde que Peter y el 28 de Septiembre de 1944 vio salir en el tren hacia Auschwitz a su hermano. "Le día Peter rebanadas de pan con mantequilla. Aún tuve tiempo de cogerle la mano a través de las rejas antes de que el guardia del Ghetto me echara" Murió al poco de llegar en la cámara de gas y su cuerpo fue arrojado a la fosa común. Tenía solo 16 años.





El "Diario de Praga (1941 - 1942)" de Peter Ginz,
es edición a cargo de Cheva Pressburger,
traducido por Fernando Valenzuela
y publicado en España por "El Acantilado"
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor